Inspección técnica de ascensores

Instrucciones que regulan aspectos técnicos y reglas de seguridad para mantenimiento y revisión de ascensores en  Canarias

 

Con la entrada en vigor del Decreto 88/2018, de 18 de junio (BOC nº 122 de 26 de junio de 2018),  los más de 30.000 ascensores de todo tipo instalados en Canarias deberán someterse a inspecciones técnicas de seguridad periódicas añadidas a las habituales revisiones de mantenimiento, o serán puestos fuera de funcionamiento en virtud del citado decreto.

La obligación de someter a una “ITV” esos aparatos,  será responsabilidad de sus dueños, ya sean empresas, particulares o comunidades de vecinos. Y entrará en vigor a finales del mes de septiembre 2018, si bien se prevé un plazo de dos meses para llevarlas a cabo antes de exponerse a la parada obligatoria de los mismos.

Recordar que la periodicidad de estas revisiones, según el Real Decreto 88/2013, de 8 de febrero, va en función del tipo de establecimiento en el que se encuentra instalado el ascensor, siendo los elevadores  que estén en edificios de pública concurrencia como son los centros o establecimientos públicos, los que tendrán que volver a ser inspeccionados cada dos años, en tanto que a los de edificios de viviendas con más de veinte hogares o más de cuatro plantas de altura les tocará cada cuatro y a los restantes cada seis años.

El titular de la instalación deberá contratar, por sí mismo o a través de su representante, la realización de las inspecciones periódicas, dentro de los plazos reglamentarios en función del tipo  anteriormente comentado y uso del aparato en cuestión, con un organismo de control que esté habilitado en este campo reglamentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!